Sorprende una pequeña cebra con lunares en lugar de manchas

Tira es el nombre que le han puesto a la cría de cebra vista en Kenia en la Reserva Nacional Maasai Mara y que nació con lunares en vez de manchas alargadas, una característica que ha revolucionado las redes sociales.


Cebra con lunares

Si a cualquiera de nosotros nos piden que pensemos o dibujemos una cebra, no quedan dudas de que vamos a crear un animal con la forma similar a un caballo, pero que destacará después por sus rayas negras sobre el pelaje blanco, o viceversa, el sello distintivo de esta especie.

De hecho, muchos consideran que las rayas de las cebras son uno de los estampados más maravillosos que la naturaleza ha generado, y aunque no existen conclusiones definitivas sobre por qué nacen de este modo, se cree que tiene que ver con dificultar que las moscas y tábanos se posen encima de ellas, al confundirlos con este doble tono.

Más allá de eso, y aunque sabemos que las cebras se diferencian entre ellas y que cada una de las tres especies conocidas tienen características que las hacen únicas, lo que jamás podríamos haber imaginado es que apareciera un ejemplar sin rayas… ¡y con lunares!

Pues bien, esto es lo que ha ocurrido por estos días durante un paseo en la Reserva Nacional Maasai Mara, en Kenia, cuando un guía descubrió que una de las nuevas habitantes del parque poco tenía que ver con su concepción acerca de las cebras.

Esta pequeña cría de cebra no sólo era mucho más oscura de lo habitual, sino que además presentaba su cuerpo cubierto de motitas blancas, con lo que rápidamente llamaba la atención entre las demás, que no tenían ninguna seña particular más que las conocidas.

Melanismo, la explicación

Esto provocó de forma inmediata una gran conmoción a nivel internacional, aunque no tardaron demasiado en aparecer las voces de expertos que confirman que no se trata del primer caso conocido, sino que estamos en presencia de una cebra con melanismo, un fenómeno que cambia la coloración de su piel y genera lunares en lugar de las habituales rayas.

De hecho, los primeros casos que resultaron mucho más sorprendentes aún datan de finales de la década de los 70, y desde ese momento hasta ahora han ido apareciendo muchos, no tantos como para que se trate de un hecho de público conocimiento.

Además, no debemos confundir lo que ocurre con estos ejemplares de cebras con lo que sucede con otras especies como por ejemplo jaguares o leopardos, cuyas variantes oscuras tienen explicaciones diferentes, que no vienen al caso, pero no tienen que ver con el melanismo.

Volviendo a Tira, como ha sido llamada esta curiosa cebra en honor a quien la descubriera, debemos resaltar que provocó una lluvia de pedidos de visita a la reserva, como así también la adhesión de miles de personas a la cuenta de Facebook del parque, que aprovechó la red social más famosa del mundo para subir algunas fotografías de su célebre ocupante.

Allí, los especialistas del lugar explicaron que esta condición conocida como melanismo, que se produce como consecuencia de una mutación genética que propicia una producción excesiva del pigmento melanina, podría definirse también como lo contrario al albinismo.

View this post on Instagram

🦓 Tira – The Odd One @natgeo @natgeowild @natgeoyourshot

A post shared by Frank Liu (@frankliuphotography) on

Cuando se presenta en las cebras, este fenómeno cambia el tradicional fondo de los animales por uno más oscuro con pequeñas manchas o puntos en algunas partes del cuerpo, pudiendo contener o no rayas, lo que transforma la situación de Tira en una extrema dada su ausencia.

Lamentablemente, se debe tener en cuenta que esta condición tan especial puede resultar perjudicial para las cebras, propiciando algunos problemas durante la existencia del ejemplar que otros de la misma especie no pasarán, y que vamos a detallar a continuación.

En primer lugar, al no contar con las rayas pierde la posibilidad de ahuyentar o defenderse de los insectos que se posen encima de ella y que en algunos casos pueden causarle molestias e incluso desarrollar enfermedades que transmiten.

Por otro lado, y ya más grave aún, su color les hace distinguirse fácilmente del resto de la manada, lo que supone un peligro extra en caso de ataque de depredadores, que tendrán inclinación a posar su vista en ella por contraposición con las demás cebras.

No obstante, es posible que su aspecto extraordinario lleve a que Tira sea protegida especialmente por los encargados de esta reserva, monitoreando su actividad y la del resto de la manada para intentar mantenerla alejada de posibles cazadores.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!