¿Qué sitios resistirán mejor el cambio climático?

Con los pronósticos del cambio climático, son muchos los que nos preguntamos ¿dónde afectará menos las consecuencias?. En este artículo mostramos los lugares del mundo donde serán menores sus efectos.


Dónde vivir el cambio climático

Durante la Cumbre contra el Cambio Climático de la ONU que tuvo su epicentro a comienzos de esta semana, la activista sueca Greta Thunberg alertó acerca de los riesgos del calentamiento global, aclarando en un punto “y eso que soy una privilegiada”.

La adolescente sabe perfectamente, al parecer, que Suecia es uno de los países que sufrirían en última instancia el avance de las temperaturas en todo el planeta y sus consecuencias, y eso nos abre un abanico de preguntas, entre las que sobresale una: “¿qué otros territorios podrían considerarse afortunados al no ser los primeros alcanzados por este fenómeno?”

Condiciones específicas

Pues bien, según lo que los científicos han estado comentando en los últimos tiempos, no quedan dudas de que las regiones menos vulnerables al cambio climático son aquellas que cumplen con ciertas particularidades, que detallaremos a continuación.

En primer término, los sitios más bien fríos tendrán ventaja sobre los cálidos, ya que el aumento de las temperaturas a escala global generará que muchas de las ciudades ya templadas se transformen directamente en cálidas, algo que ocurrirá, por ejemplo, con muchas urbes de Europa occidental.

De igual modo, sortearán mejor los eventos futuros relacionados con la naturaleza aquellos lugares que se encuentren alejados de los océanos, dado que evitarán ser golpeados por huracanes, sufrir inundaciones parciales o el definitivo avance de las aguas sobre sus terrenos, algo que amenaza por ejemplo a Miami, Nueva York o Yakarta.

Las zonas desérticas, asimismo, tendrán mayores dificultades para ofrecer un hábitat adecuado a plantas, animales y seres humanos que habiten en ellas, ya que no sólo las precipitaciones son menores de por sí, sino que además estos suelos no tienen capacidad de retención de agua.

De igual manera, vivir en una metrópoli con cierta altura sobre el nivel del mar puede reportar beneficios, dado que no sólo suelen ser más frías que aquellas que se encuentran en el llano, sino que, indudablemente, tienen menos riesgo de inundarse.

Algunos ejemplos

Ahora que ya sabes cómo debe ser el lugar en el que vives para sufrir lo menos posible el cambio climático en las próximas décadas, es conveniente que conozcas algunas localidades e incluso países enteros que cumplen con estas circunstancias.

El primero de ellos es Irlanda, una pequeña nación que no sólo cumple con muchas de las condiciones geográficas y climáticas que hemos mencionado antes, sino que además tiene autoridades realmente comprometidas con el calentamiento global, que están desarrollando fuertes inversiones para que sus ciudadanos lo sufran lo menos posible.

En Portugal tenemos más una excepción que una confirmación de la regla, ya que se encuentra volcada sobre el Atlántico. Sin embargo, su baja densidad poblacional y la abundancia de agua dulce la colocan en un sitio privilegiado frente a estos peligros.

Nos vamos a Centroamérica, donde se encuentran mucho de los paraísos naturales más conocidos del mundo, y en este caso queremos recomendarte que, si quieres huir del calentamiento global, te radiques en Costa Rica. Al igual que muchos de sus vecinos es un país entregado a la naturaleza, con índices de explotación de sus suelos muy menores respecto a otros.

Si bajamos un poco en los mapas llegamos a la Argentina y Chile, que tienen situaciones geográficas tan diversas en sus territorios, que nos obligan a señalar únicamente su parte austral, la denominada Patagonia. Hablamos de una de las áreas más vírgenes del mundo, con una densidad poblacional casi inexistente y donde se encuentran todo tipo de recursos naturales.

Con los Estados Unidos ocurre algo semejante al ejemplo anterior y es que, si bien no toda su superficie se encuentra a salvo, como hemos visto antes, sí podríamos aconsejar instalarse en los estados de Michigan, Ohio, Indiana, Illinois y Wisconsin. Se trata de la zona de los Grandes Lagos, que poseen cerca del 20% de toda el agua dulce del mundo.

Y, por último, la muestra que de alguna forma disparó este artículo: Escandinavia. Tanto Suecia como Noruega o Finlandia registrarán, para mediados de este siglo, temperaturas similares a las que tienen en la actualidad naciones 1.000 kilómetros al sur. Motivo más que suficiente para marcharse allí si es que aborrecemos el sofocante calor que, en muchos casos, nos espera en casa.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!