Protestas en todo el mundo contra el cambio climático

Durante el pasado viernes se sucedieron cientos de manifestaciones en todo el mundo, donde los jóvenes acudieron en masa para pedir a los gobernantes medidas contundentes para frenar el cambio climático.


Protestas contra el cambio climático en todo el mundo

Desde Canberra hasta la costa oeste de los Estados Unidos, durante buena parte del pasado viernes se produjeron en ciudades de todo el planeta manifestaciones en favor del medio ambiente, exigiendo a políticos y empresas que, de una vez por todas, ataquen el cambio climático.

Estos eventos, tan organizados como espontáneos, se llevan adelante no casualmente en la antesala de la próxima Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas para hacer frente al calentamiento global, uno de los principales peligros que amenaza al mundo en la actualidad.

Kabul, Ciudad del Cabo, Berlín y muchas otras grandes urbes de diferentes regiones vieron cómo jóvenes abandonaban las escuelas y universidades para mostrar públicamente su compromiso en la denominada “Huelga Global Climática”, recordando que en marzo pasado tuvieron lugar marchas similares, anticipando ambas las que vendrán.

Por cuestiones geográficas, los actos comenzaron en Australia, país en el que se supone que más de 110 poblaciones grandes, pequeñas y medianas se sumaron a los mismos, reclamando al Gobierno local al igual que las que le siguieron luego. Entre las principales demandas estaba, como ocurrió sobre todo en las grandes potencias, la de reducir las emisiones de gases de invernadero.

Siobhan Sutton, de 15 años, estudiante en la Perth Modern School de Australia y representante de los jóvenes de su país ante los medios, explicó que “aunque nosotros mismos no estamos enfermos, el planeta en que vivimos sí lo está y protestamos y luchamos por él”, como voz unánime de las más de 300.000 personas que se manifestaron en esta nación oceánica.

El ejemplo de Greta Thunberg

De más está decir que muchos de estos adolescentes, se encuentran influenciados directamente por la notoriedad internacional que ha adquirido la joven sueca Greta Thunberg, que cruzó el Atlántico en un velero no agresivo con el medio ambiente, y que ya se encuentra en Nueva York para participar de la mencionada cumbre de la ONU.

De hecho, la europea fue una de las primeras en comenzar las marchas que luego fueron conocidas como las de los “Viernes para el Futuro”, a través de las cuales se les señalaba a los gobernantes de Suecia, y del mundo entero, la necesidad de tomar medidas contra el cambio climático.

Manifestación con Greta Thunberg
Grupos de jóvenes se manifiestan con Greta Thunberg.

Thunberg, que figura en la lista de oradores de este encuentro que será seguido en todo el planeta, animó que defensores de la ecología salieran a las calles a hacer valer su derecho, consiguiendo que otros miles aparezcan en los centros urbanos de localidades de República Checa, Alemania, Gran Bretaña, Polonia, por mencionar algunas de ellas.

Peticiones en cada continente

Si tomamos el caso de Berlín, por mencionar uno, se registraron hasta 80.000 jóvenes que se concentraron frente a la Puerta de Brandeburgo, cerca de la cancillería del país, exigiendo un plan para limitar las emisiones de gases de invernadero, lo que tuvo eco en los anuncios de Angela Merkel, prometiendo una inversión de 54.000 millones de euros con este fin.

En Helsinki, una de las ciudades donde más se teme por el cambio de las temperaturas del techo del mundo, los hombres vestidos como Santa Claus se hicieron presentes, con una leyenda más que elocuente: “Mi casa se incendia y mis renos no saben nadar”.

Fuera de Europa, también noticieros locales dieron cuenta de las protestas encabezadas por activistas en Japón, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, India y otros países de Asia como Japón, donde se gritó a favor de la “Justicia climática”, con carteles que invitaban a “salvar la Tierra”.

En Kabul, capital de Afganistán, uno de los organizadores de las marchas, Fardeen Barakzai, agregó que “queremos hacer lo que nos corresponde. Como jóvenes de nuestro país conocemos el problema del cambio climático”.

“Sabemos que la guerra puede matar a un grupo de gente… El problema en Afganistán es que nuestros líderes luchan por el poder, pero el verdadero poder está en la naturaleza”, detalló el también representante del grupo ambientalista local Oxígeno.

En África, probablemente el continente que menos responsabilidad tiene en cuanto al cambio climático y, sin embargo, uno de los que más sufre este fenómeno, los adolescentes locales marcharon con atuendos realizados con los restos de plástico que encuentran en las cuencas de ríos locales o los océanos que bañan sus costas.

En su caso, teniendo en cuenta que se trata de muchos de los territorios más vulnerables al calentamiento global y que, la mayoría de ellos, apenas cuentan con herramientas para revertir sus consecuencias, se espera colaboración de la comunidad internacional.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!