Los 10 remedios más eficaces para pies agrietados y resecos

Si tienes los pies agrietados o resecos, solo tienes que probar cualquiera de los remedios que te presentamos. Son todos muy sencillos de hacer y 100% naturales.


Remedios para los pies agrietados

Uno de los problemas de tener los pies agrietados es primero la mala apariencia que tanto nos incomoda por estética principalmente. Si nos preguntamos a que se debe que se nos agrieten con frecuencia, podemos decir que por diferentes razones, una de ellas es el tipo de calzado que usamos, todos los que son abiertos y dejan que actúen sobre los pies agentes externos como aire, polvo, etc, llevan a este desagradable aspecto.

Por esta circunstancia lo mejor es llevarlos protegidos, con un buen calzado, junto con el uso de cremas diarias que permitan mantener esa zona húmeda. Es importante evitar andar descalzos, ya que crean callos y ocasionan que los pies estén ásperos y secos.

Remedios para pies agrietados

En cualquier caso podemos emplear varios remedios para ayudar a mantenerlos en perfectas condiciones y evitar que se nos produzcan estas grietas continuamente.

Entre los remedios recomendables con un uso constante podemos referirnos a:

Crema de aguacate y plátano

Pelamos el aguacate y el plátano, lo cortamos y machacamos dentro de un bol, esta mezcla la emplearemos para aplicarla sobre nuestros talones y zonas resecas de los pies. Nos envolvemos los pies con papel film y dejamos que actúe por 20 minutos, pasado el tiempo lo retiramos y nos lavamos.

Repetiremos este proceso 3 veces por semana, hasta conseguir tener unos pies lisos y suaves.

Baños con miel

Cogemos una palangana grande, la llenamos de agua templada y añadimos una taza de miel, después de mezclarlo, introducimos los pies y dejamos en modo relax por media hora para que actúe, después nos ayudamos de una piedra pómez para eliminar la piel muerta y secamos.

Uso de parafina y aceite

En un recipiente grande añadimos una cucharada de aceite de coco o de oliva y una taza de parafina, lo ponemos al baño maría hasta que funda y se mezclen ambos ingredientes. Vertemos esto en una palangana grande, metemos los pies por una media hora y enjuagamos con agua tibia.

Exfoliante con limón

Para este remedio mezclamos ½ taza de azúcar con el líquido de un limón ya exprimido. Nos mojamos los pies y aplicamos esta mezcla dando un masaje circular para aplicarlo con más efecto relajante. Se recomienda no aplicar este remedio si tus grietas están muy abiertas, pues te escocerán con el limón.

Piedra pómez

La piedra pómez es muy empleada para este problema de pies, solo debemos mantener nuestros pies en remojo en agua caliente por un cuarto de hora para ablandar la zonas resecas y después rascamos con la piedra pómez por las zonas afectadas, de esta manera se irá eliminando la piel muerta y se suavizarán nuestros pies.

Agua de rosas y glicerina

Ponemos en un cazo una taza de agua a hervir, añadimos otra taza de pétalos de rosas, cuando lo tengamos dejamos enfriar por un rato, sacamos los pétalos y añadimos al agua dos cucharadas de glicerina, mezclamos y la aplicamos sobre los pies. Después secamos.

Manteca de cacao

La manteca de cacao aplicada diariamente antes de irnos a dormir es otro de los remedios para los pies agrietados, podemos dejarla actuar por 20 minutos y retirarla o envolver los pies en peucos desechables hasta el día siguiente, así obtendremos un buen resultado.

Aceite de coco

Nos aplicamos aceite de coco por nuestros pies secos, dando un suave masaje y antes de dormir, los envolvemos con peucos o calcetines para que actúe por la noche, al despertar nuestros pies se encontraran más hidratados.

Crema de papaya

Tenemos que partir media papaya, la pasamos por la batidora, la hacemos puré y con ayuda de una espátula nos la vamos poniendo sobre los pies y dejamos que actúe por 20 minutos y después la retiramos.

Aceite de ricino

Empleamos una toalla con la que nos aplicaremos el aceite de ricino sobre nuestros pies, tenemos que saber que nunca lo haremos sobre heridas abiertas.
Practica cualquiera de estos remedios hasta encontrar el más adecuado a tu problema y que te proporcione los mejores resultados.

Ahora que ya sabes los mejores remedios para los pies agrietados, ya puedes empezar a disfrutar de unos pies suaves e hidratados. Notarás la diferencia!!


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!