Descubren anguila eléctrica con la mayor descarga conocida

Investigadores han descubierto otra especie de anguila, la cual se defiende con la mayor descarga eléctrica conocida en animales. El hallazgo los tiene cautivados y no descartan nuevos descubrimientos en los próximos días.


Los ecosistemas naturales que se desarrollan en territorios como los de Brasil, Guayana Francesa, Guyana y Surinam son algunos de los más diversos del planeta y por eso, cada vez que se realizan estudios allí, se descubren todo tipo de novedades en flora y fauna que no podemos perder de vista.

Y sobre todo en este caso, considerando que un grupo de investigadores del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian acaban de descubrir al menos tres especies diferentes de anguilas eléctricas de las que no se tenía registro hasta el momento, una de las cuales es capaz de generar la mayor descarga eléctrica conocida en animales.

Si bien la ciencia está al tanto de la existencia de las anguilas eléctricas hace aproximadamente dos siglos y medio, y conoce perfectamente cómo utilizan su capacidad de descargas para aturdir a las presas en las aguas, nunca antes habían dado con ejemplares de este tipo.

Hasta el momento, de hecho, se creía que todas las anguilas que habitan en los pantanos, arroyos y ríos en todo el norte de América del Sur pertenecían a una especie, pero el uso de nuevas tecnologías les ha permitido diferenciar al menos tres de ellas.

Si bien es cierto que todos estos ejemplares provienen de un ancestro en común de hace millones de años, no quedan dudas de que la nueva clasificación abre las puertas a un mundo de especies no identificadas en la selva amazónica, considerada “punto crítico de biodiversidad de la Tierra”.

C. David de Santana, investigador asociado en la división de peces del museo y uno de los encargados de catalogar estas nuevas especies de anguilas eléctricas, ha manifestado la importancia que tiene proteger esta región del mundo, ya que muchos animales son endémicos del lugar, y difícilmente puedan reproducir condiciones de vida en otro sitio.

Al respecto, el científico ha querido destacar también los muchos ejemplares de peces de los que no tenían idea y cuya existencia han podido confirmar con este descubrimiento, algunos de los cuales alcanzan los siete u ocho pies de largo, siendo mucho más grandes de lo habitual.

Amazonía, cuna de los peces eléctricos

En esta parte del mundo, las teorías sostienen que pueden hallarse hasta 250 especies de peces generadores de electricidad, siendo las anguilas algunas de las más famosas, ya que realmente se trata de peces con la apariencia superficial de una anguila, y no de un animal diferente.

Lo particular que tienen ellas es que, a diferencia de otros ejemplares, utilizan su electricidad para cazar y en defensa propia, más allá de aprovechar esta condición natural también para comunicarse con las demás, y navegar las profundidades donde todo es oscuridad.

Ahora, estos expertos del Smithsonian colaboran con colegas del Museo de Zoología de la Universidad de São Paulo en Brasil y otras instituciones del resto del mundo para conocer más detalles acerca de los hábitos y costumbres de vida de estos animales.

Las anguilas se defienden con descargas eléctricas.

Gracias a este trabajo conjunto han podido analizar genéticamente las ahora tres especies que se creían una única, notando algunas diferencias claves entre ellas, como por ejemplo en cuanto a la forma del cráneo o las características de la aleta pectoral.

Un detalle que no pasó desapercibido para estos especialistas es que cada una de nuevas variantes de anguila eléctrica parece haber dominado cierta porción de terreno de la selva amazónica, por lo que no comparten una distribución geográfica única.

Por ejemplo, la especie ya conocida, la denominada Electrophorus electricus no abarca toda la región, sino que puede ser localizada especialmente en las tierras altas del Escudo Guayanés, una de las más antiguas formaciones geológicas del lugar.

En tanto, las dos nuevas especies que acaban de ser clasificadas, también tienen hábitats muy determinados. La primera de ellas, la Electrophorus voltai, vive sobre todo al sur en el Escudo Brasileño; mientras que la segunda, la Electrophorus varii, ocupa las tierras bajas locales.

Los informes actuales explican que las diferencias genéticas entre estas especies no son recientes en absoluto, sino que comenzaron a plasmarse hace más de siete millones de años, lo que demuestra la importancia del uso de la tecnología de última generación en los análisis genéticos, ya que hasta ahora estas tres variantes de anguila eléctrica eran consideradas sólo una.

Sobre todo llamativo es el caso de la Electrophorus voltai, capaz de descargar hasta 860 voltios de electricidad cuando quiere aturdir a una presa, una descarga además significativamente más importante que la de la especie original, que “sólo” alcanzaba los 650 voltios.

Esto transforma a la Electrophorus voltai en “el generador bioeléctrico más fuerte conocido”, algo que los científicos atribuyen a una necesidad de adaptación a la baja conductividad de las aguas de las tierras altas, ya que de lo contrario su supervivencia hubiera estado en riesgo.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!