Beneficios de la sandía para las personas con diabetes

Muchas personas piensan que la sandía es una fruta prohibida para los diabéticos, pero es justamente todo lo contrario, siendo una fruta aconsejada para reducir los niveles de azúcar en sangre, siempre que se consuma con moderación.


Beneficios de la sandía

La sandía es una fruta que aunque es dulce, si puede utilizarse en una dieta para personas que padecen diabetes. Es una equivocación pensar que hay que excluirla por este motivo, ya que es baja en carbohidratos y los azúcares que contiene son naturales y no procesados como pudiera ser cualquier bebida que ingerimos aunque indique en su composición que contiene nivel 0 en azúcares o que es bajo, por lo que las bebidas «light» o «zero» no son tan buenas como pensamos.

Siempre todo en exceso puede ser perjudicial pero llevando una dieta controlada, la sandía es una fruta permitida y beneficiosa pues el nivel de calorías es bajo y contiene muchos nutrientes.

La sandía alimento para los diabéticos

Entre los beneficios de la sandia podemos describir su alto contenido en agua, por lo que es un gran aliado para calmar la sed sobretodo en los meses de más calor y sus niveles de azúcares son bajos. Las sustancias que solo se encuentran prácticamente en esta fruta son sorprendentemente ventajosas por sus nutrientes.

Es fuente de Vitamina A o de betacarotenos, al consumirlo ayudas a reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, protegiéndo tu salud también de enfermedades infecciosas por su alto contenido en antioxidantes y aportando un buen estado de salud a las células.

Entre otras características beneficiosas está el licopeno que es un carotenoide que poseen las sandías, es lo que hace que adquieran ese color rojizo como es en el caso de los tomates, poseen cualidades antioxidantes y otras como las antiinflamatorias y quimioterapéuticas que actúan de manera preventiva sobre las enfermedades cardiovasculares o neurodegenerativas.

Hay que saber que a mayor consumo de licopeno en la dieta de un diabético, menor riesgo de presencia de problemas cardiovasculares.

Los diabéticos tienen que incluir en su dieta alimentos bajos en contenido de potasio así como reducir el colesterol y esta restricción viene dada por la posible evolución de la nefropatía diabética que deriva en una insuficiencia renal, muy común en diabéticos.

Los carbohidratos de la sandía

La sandía tiene un contenido en azúcares no muy alto, estos están en los carbohidratos de esta fruta, pero pese a que este azúcar o fructosa que contiene es natural, no quiere decir que no haya que controlarse, todo lo contrario.

La sandia es una fruta que ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre. Cada ración de sandia contiene el contenido de 15 gramos de carbohidratos y 1 gramo de fibra dietética. Los diabéticos deben reducir la cantidad de consumo de carbohidratos de entre 45 y 65 gramos por cada comida.

Índice glucémico de la sandía

El índice glucémico (IG) es un medidor que va del 1 al 100 e indica cuando ingerimos alimentos ricos en carbohidratos como llegan a la sangre en forma de glucosa.

Es algo que tiene que regular el diabético pues cuanto mayor es este índice, mayor será el nivel de azúcar en sangre. Aunque la sandia posee un nivel alto de IG, este solo se encuentra al consumir unas cantidades determinadas de hidratos de carbono, que equivaldría a unos 50 gr ( unas 4 rebanadas de sandia).

Por eso el equilibrar su consumo sería lo mas correcto, aunque el IG es de 72 la carga glucémica CG es baja como por ejemplo de 4 para una ración de 120 gramos.

Es por eso que es una fruta muy aconsejable para los diabéticos. Se tiene que saber que para ellos los niveles en sangre altos en azúcares es un riesgo que perjudica a los riñones, la vista y puede provocar enfermedades del corazón y derrames cerebrales.

Este índice es un indicador pero no es una guía para determinar que alimentos ingerir, porque puede ser que escojamos uno con un nivel IG bajo pero ser muy poco saludable, como puede ser una bebida edulcorada, como por el contrario tener los niveles altos pero ser una fruta saludable.

Todos los enfermos que padecen diabetes deben controlar el contenido de carbohidratos para su dieta, pero como no solo comemos un alimento sino que lo combinamos con otros es ahí donde hay que regular los CH.

Acompañarlos de fibra sería lo aconsejable, verduras, legumbres y cereales a poder ser integrales permitiría una dieta más baja en la carga glucémica.


¿TE GUSTA? ¡COMPARTELO CON TUS AMIGOS!